Abuelos de los simios

Cuando alguien pregunta: ¿Venimos del chango?, la respuesta a su duda dependerá de a qué se refiera. Si hace referencia a que nuestros ancestros evolutivos fueron primates que hoy ya no existen, la respuesta es afirmativa: venimos del chango. Pero, si más bien lo que opina es que nuestros ancestros evolutivos fueron los chimpancés, y demás primates actuales, temo decir que la respuesta es no.

Los descubrimientos en paleontología y genética muestran que los simios, y el propio ser humano, compartimos antecesores en común. No descienden unos de los otros, sino que todos tuvimos uno o unos mismos ancestros hace millones de años.

Piense en su árbol genealógico, de la familia de usted, ahora aplique la lógica de las genealogías a la historia evolutiva

The-great-apes
Los humanos estamos cercanamente emparentados a los chimpancés y bonobos, los gorilas son los siguientes más cercanos, y finalmente los orangutanes (Así es ¡Nosotros también somos simios!). En cada bifurcación del esquema hay un antepasado en común ya extinto. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En cuanto al antecesor común entre los grandes simios no-humanos y nosotros, es decir, el último antepasado común que tenemos los humanos, gorilas, chimpancés y orangutanes, el _Pierolapithecus catalaunicus_encaja a la perfección en el árbol evolutivo.

Esta especie, descrita en el año 2004, procede de España, con una antigüedad del Mioceno medio, hace aproximadamente 13 millones de años, tiempo cercano al cual los relojes molecular indican que pudo tener lugar la divergencia entre los grandes simios (clic aquí para leer un poco acerca de los relojes moleculares).

“The overall pattern suggests that Pierolapithecus is probably close to the last common ancestor of great apes and humans.”

El patrón general (anatómico) sugiere que Pierolapithecus es probablemente cercano al último ancestro común de simios y humanos.

-Pierolapithecus catalaunicus, a New Middle Miocene Great Ape from Spain. Science.

image_1052_1_enlarge
Recreación de P. catalaunicus, exhibida en el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont. Fotografía tomada de www.sci-news.com/.

pierolapithecus-catalaunicus
Restos de P. catalaunicus. Imagen tomada de khamkheyaali.blogspot.mx.

Respecto al último ancestro común entre chimpancés y humanos con los gorilas, la cosa es un poco enigmática. Los análisis moleculares sugieren que la separación de los gorilas ocurrió hace entre 9 – 8 millones de años, de tal período de tiempo se conoce a Nakalipithecus nakayamai, descrito en el 2007 por científicos japoneses, procedente de Kenya y con una antigüedad aproximada de 9.9 millones de años.

Sus restos fósiles consisten en una mandíbula con dientes, por lo que no se puede brindar mayor información al respecto, sin embargo la forma de los dientes recuerda a la de otro primate, el Ouranopithecus macedoniensis, encontrado en Grecia y datado entre 9.6 – 8.7 millones de años.

zpq0460783370001
Vistas de la mandíbula de N. nakayamai. Tomada de Kunimatsu, et al. (2007).

ouranopithecus_macedoniensis
Fósil de O. macedoniensis. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Y relativo al último eslabón entre los humanos y los chimpancés, es posible que haya sido el _Sahelanthropus tchadensis,_descrito en el año 2002. Este primate vivió hace unos 7 millones de años, durante el Plioceno, en lo que hoy es Chad (África). El artículo publicado en nature dice al respecto:

“The fossils include a nearly complete cranium and fragmentary lower jaws. The associated fauna suggest the fossils are between 6 and 7 million years old. The fossils display a unique mosaic of primitive and derived characters, and constitute a new genus and species of hominid. The distance from the Rift Valley, and the great antiquity of the fossils, suggest that the earliest members of the hominid clade were more widely distributed than has been thought, and that the divergence between the human and chimpanzee lineages was earlier than indicated by most molecular studies.”

Los fósiles incluyen un cráneo casi completo y una mandíbula inferior fragmentada. La fauna asociada sugiere que estos fósiles datan de entre 6 a 7 millones de años. Los fósiles presentan un mosaico único de características primitivas y derivadas, constituyendo un nuevo género de homínido. La distancia al Valle del Rift, así como la antigüedad de los restos, sugiere que los primeros homínidos estaban más ampliamente distribuidos de lo que se pensaba, y que la divergencia entre humanos y chimpancés fue más reciente de lo que indican los estudios moleculares.

A new hominid from the Upper Miocene of Chad, Central Africa. nature.

Sahelanthropus tchadens
Reconstrucción de _S. tchadensis,_exhibido en el Museo Smithsoniano. Fotografía tomada de Wikimedia Commons.

sahelanthropus_tchadensis_img_2948
Cráneo de S. tchadensis, exhibido en el Museo de Historia natural de Lausanne. Tomada de Wikimedia Commons.

Una cosa que me gustaría comentar es que, aún si realmente descendiéramos de simios actuales (en algún universo paralelo), como los chimpancés, eso no invalidaría para nada la evolución biológica(argumento creacionista clásico: si los humanos descendemos de los simios ¿Por qué aún hay simios?), sólo significaría algo así como que los chimpancés existen desde millones de años antes que nosotros, que una cierta población de se vio obligada a adaptarse a un nuevo ambiente, lo cual provocó que siguieran un camino evolutivo que los conduciría al género_Homo_, mientras que otra población no se habría visto en esa necesidad, y habría sobrevivido sin cambios, o con pocos cambios, hasta nuestros días, siendo los chimpancés actuales.

Y con esto me despido, nos leemos la próxima hermanos ¡Salud!

Leela también en Steemit:

https://cutt.ly/atwuwed

Referencias

Brunet Michael, et al.A new hominid from the Upper Miocene of Chad, Central Africa.nature.

Kunimatsu Yutaka, et al. A new Late Miocene great ape from Kenya and its implications for the origins of African great apes and humans. PNAS.

Moyà-Solà Salvador, et al. Pierolapithecus catalaunicus, a New Middle Miocene Great Ape from Spain. Science.

Recomendaciones literarias

Francisco J. Ayala. ¿SOY UN MONO?

Ferney Yesyd Rodríguez. Conozcan a mi tátara-tatarabuelo, el Pierolapithecus.

Richard Dawkins.EVOLUCIÓN: EL MAYOR ESPECTÁCULO SOBRE LA TIERRA.

El pase a la eternidad

wodan_frea_himmelsfenster_by_emil_doepler
Óðinn, señor de las runas, de la magia y rey de todos los dioses nórdicos. Pintura de Emil Doepler.

El Hávamál (Discurso del más alto) es parte de una compilación medieval de poesías y mitos vikingos, conocida como Edda poética. El Hávamál, según la tradición, narra una serie de consejos que el dios Óðinn, la máxima divinidad del panteón germánico, nos brinda para comportarnos de manera ética. El día de hoy les traigo una de mis estrofas favoritas de este gran discurso:

Mueren riquezas,

mueren parientes,

igual morirás tú;

la gloria tan sólo no muere jamás,

de aquel que ganársela logra. -Hávamál, estrofa 761 .

Para mí, su significado es invaluable.

A este mundo llegamos, sin la menor idea de qué hacemos acá. Nos preguntamos cosas como el propósito de nuestra vida, y siempre tenemos la incertidumbre de qué sucederá a futuro. A primera instancia tal vez no hay propósito para nuestra vida, tal vez no hay nada predestinado. ¿Para qué esforzarse en la vida? ¿Por qué no mejor hacer lo que se nos antoje sin importar nada? Esta es la forma de pensar de cínicos y hedonistas irracionales, personas que sólo ven por su propio beneficio y por la búsqueda de su egoísta placer a toda costa.

Podemos hacer eso, olvidarnos de todo y de todos, y vivir nuestra vida procurando que nuestra máxima sea el morir sabiendo que hicimos todo lo que se nos antojó, sin importarnos jamás las consecuencias o nuestro prójimo. Por el contrario, podemos elegir vivir con la máxima del honor; ocupar este corto tiempo en que existimos para dejar un legado, un legado de ayuda y compasión hacia el prójimo, ser recordados como aquellos que no sólo vivieron garantizándose una buena vida, sino que también contribuyeron a ayudar a su familia, a su comunidad, al mundo.

Nuestras vidas son breves. Podemos vivir como queramos, e irnos sin dejar nada; podemos vivir e irnos dejando un legado de miedo y egoísmo; o podemos irnos con la dicha de que en vida no sólo logramos nuestros objetivos, sino que también nos distinguimos por ser gente honrada, y porque dejamos un legado de progreso en nuestras familias, en nuestra comunidad y en nuestro mundo.

Eso es el honor, aquello que existe por los siglos de los siglos.

Los antiguos germanos/vikingos no fueron los únicos que lo supieron. En Mesoamérica, en los tiempos en que el poderío de los mexicas comenzaba, el rey de Texcoco, Nezahualcóyotl, meditó:

Un recuerdo que dejo

¿Con qué he de irme?

¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?

¿Cómo ha de actuar mi corazón?

¿Acaso en vano venimos a vivir, a brotar sobre la tierra?

Dejemos al menos flores

Dejemos al menos cantos.

-Poesías del rey Nezahualcóyotl.

______________________________________________________

Edda poética. Gotland Forn Sed.

Poesías de Nezahualcóyotl. Los poétas.

Por qué deberíamos ignorar a William Lane Craig

                                   "Craig..."

Dizque física cuántica

Hace muchos siglos, en un país muy lejano, el señor Aristóteles propone la existencia de una causa-primera increada para todo lo que existe; este concepto sería tomado por el cristianismo para establecer su dogma de la existencia de Yawhé, dios creador. Dejando de lado discusiones profundas acerca de cosmología y teología en relación a la “causa primera”, quiero comentar el hecho de que a día de hoy, ciertos pseudo-filósofos pretenden usar tales argumentos aristotélicos, para demostrar que el universo tiene su origen en una creación divina.

Su mayor representante es el charlatán académico William L. Craig, quien se afana en usar su argumento Kalam (una modificación del planteamiento aristotélico, inspirada en ideas del medieval Tomás de Aquino) en conjunto con estudios de física cuántica y cosmología que interpreta a su conveniencia, como supuesta prueba irrefutable de que el universo fue creado por un dios único.

En palabras de Craig y sus seguidores, si el universo (no sólo el observable) tiene un comienzo absoluto, es decir si suponemos que la materia, el tiempo, la energía y el mismo espacio tuvieron un comienzo (lo sé… suena a nada absoluta), la causa de dicho comienzo habría de ser algo a-temporal, in-material y eterno; según Craig, lo único que puede encajar en esa definición sería un dios, argumento que resume en el Kalam:

Premisa #1: Todo aquello que comienza a existir requiere una causa.

Premisa #2: El universo comenzó a existir.

Premisa #3: Por tanto, el universo requiere una causa (y esa causa es Yawhé).

William Lane Craig

Dejando de lado (por ahora) el tema de si es posible que el tiempo, la materia, la energía y el mismo espacio tengan un momento de inicio o creación, me gustaría que noten un punto débil en el argumento:

Él afirma que la única explicación para la causa del comienzo del universo tiene que ser un dios único (su dios único…), pues en el lenguaje coloquial le adjudicamos al término de deidad dichas características (eterno, in-material, etc.); si se trata de buscar en la mitología conceptos que se acoplen a los requisitos de Willian, a parte de dioses tenemos ideas como la del Ápeiron o el Huevo cósmico. El Ápeiron sería una sustancia primigenia que actuaría como primera causa increada, según la filosofía de Anaximandro.

Véase: “La farsa teísta”

Queda patente que estos razonamientos “buenísimos” de Craig caen por su propio peso, mas el colmo… ¡Los reutiliza una y mil veces como si no hubiesen sido refutados!

Justifica el genocidio

Como ya vemos, este señor es un fundamentalista bíblico y se toma tal libro como verdad revelada absoluta ¿Qué podría comentar este señor acerca de los casos de genocidio y asesinato a inocentes, cometidos en nombre (e incluso por orden…) de Yawhé, que acontecen en la Biblia?…

Otras personas prefieren interpretar su Biblia de un modo más secular, y llevan a cabo una exégesis donde rescatan la sustancia ética y filosófica que pueden extraerle a la Biblia; es decir que no tienen problemas con los episodios más turbios de su libro sagrado, puesto que no lo interpretan en modo literal, sino como una leyenda (aunque muy importante para ellos), donde no saben qué es mito y qué es historia, pero hacen exégesis de los simbólico, de lo alegórico, no realizan defensa fanática de lo aparente o puramente mítico.

Acá nos encontramos con uno de los asuntos más peligrosos del proselitismo funtamentalísta en la religión, el riesgo de defender lo indefendible, como el genocidio en cualquiera de sus formas. William L. Craig quizá sea buen orador, pero sus argumentos ya han sido refutados y expuestos como verborrea falaz, y el mismo ha demostrado ser un académico defensor de ideas nefastas como la interpretación literal de la Biblia y su fundamentalísmo proselitista… Juzgue usted estimado lector.

Saludos cordiales.

Lecturas:

¿Por qué Richard Dawkins no debate con WIlliam Lane Craig? En DeAvanzada.

El argumento Kalam, en Protestante Digital

La farsa teísta

Una cosa es tener interés en el simbolismo del ritual y la iconografía sagrada, la exégesis secular que podemos efectuar sobre mitos antiguos y diversos; descifrar metáfora y parábola, ahondarlas con la luz de la filosofía. Pero lo que viene… No tiene nombre…

diosexiste
EL “Argumento Kalam” para la existencia de “Dios”. SU vocero principal es un tal William Lane Crane

Estamos familiarizados con el concepto de que el dios en que se nos adoctrinó a tener fe, es el creador de todo lo que existe. Tiempo después, al conocer otros senderos espirituales, y/o cuando comprendemos la realidad del fenómeno de la evolución biológica, y nos familiarizamos con la filosofía materialísta y naturalísta; entonces defendemos que el universo y la existencia no necesitan de ningún creador, pues no hay nada, ni en los fenómenos naturales, ni en los seres vivos, que nos haga llegar a tal afirmación.

Ante lo anterior, los teístas suelen soltarnos una panoplia de argumentos más o menos falaces, con la intención de tratar de “refutar” la evolución biológica, o la postura de no-creencia en deidades creadoras. Entre esta panoplia es común que traten de “recordarnos” que el dios en el que creen es el creador absoluto de todo, y que hay suficientes “pruebas” en favor de que todo lo que existe en la naturaleza “necesita” forzosamente de un creador.

Luego de escuchar tales “argumentos” muchos suelen hacer esta pregunta: “Si dios creó todo… ¿Quién creó a dios?” Esta pregunta suele poner de nervios a los teístas, al grado de que tejen telarañas de argumentación que pretende “demostrar” lo equivocados y estúpidos que son los no-creyentes que plantean tal pregunta. Aquí tenemos un ejemplo que analizaremos en esta ocasión:

sin-fdfdf

Muy bien, haré un análisis por partes para refutar lo que nos plantea el texto de arriba.

  • ¿Pregunta estúpida? ¿Insulto a la inteligencia?

La defensa teísta recurre a una falacia de hombre de paja, pretendiendo hacer pasar como imbécil a su adversario a causa de la pregunta que ha planteado. El fin de la pregunta ¿quién creó a dios? es dejar al descubiertas las incoherencias de la posición teísta. Si según los creyentes todo en el universo necesita de un creador, por ser extremadamente complejo, entonces… ¿su dios no debería también haber sido creado? Ellos responderán con argumentos como los arriba expuestos, afirmando que su dios no necesita de un creador porque se basta así mismo para existir. Llegado tal punto es que soltamos la artillería pesada al plantear: Si en tu cabeza cabe la idea de que algo tan complejo como un dios no necesita de un creador… ¿Por qué el universo, también complejo, no iba a bastarse así mismo para existir?

El cosmólogo y divulgador científico Carl E. Sagan planteó la misma pregunta, y de una forma bastante elegante, en tan sólo un minuto de lo que dura este vídeo:

  • ¿Explicación no-definitiva?

En esta parte el teísta recurre a hablar sobre el peligro que acarrearía el considerar que su deidad fuera creada, bajo la premisa de que, en ese caso, se podría preguntar quién creó al creador del creador, y quién creó al creador del creador del creador, y así ad-infinitum, algo que según él sería absurdo. Esto no es más que una afirmación gratuita a la vez que continúa siendo un hombre de paja. Tal como expliqué arriba, la pregunta “¿Quién creó a tu dios?” no es una duda verdadera, sólo es una forma de sacar a relucir las contradicciones que conlleva la creencia en una deidad todopoderosa increada. Ahora bien, podemos recurrir a un contra-argumento afín al del párrafo anterior: “¿No podríamos afirmar lo mismo con el universo? El universo no puede tener un creador porque entonces caeríamos en una explicación no-definitiva, preguntando quién creó al creador del universo…“. Como pueden ver, estas peroratas argumentativas caen por su propio peso.

  • Mejor explicación… ¿WTF?

Para finalizar, el teísta afirma que la explicación para el origen del universo debe ser obligatoriamente un creador porque… ¿ya es la explicación?… ¡VAYA ARGUMENTO TAN ESTÚPIDO! ¿Y ellos afirman que los que criticamos la creencia en deidades insultamos nuestra propia inteligencia? Siguiendo su línea de razonamiento podríamos afirmar cosas como:

“La mejor explicación es que el universo se basta a sí mismo, no tiene principio ni fin. El universo no necesita explicación porque YA ES LA EXPLICACIÓN. De otra forma, insultarías tu propia inteligencia”.

Modifiquemos las oraciones, colocando diferentes conceptos, y obtendremos lo mismo:

“La mejor explicación es que el Huevo Cósmico es eterno, no tuvo principio. El Huevo Cósmico NO NECESITA EXPLICACIÓN ALGUNA, o teorizar sobre su existencia, porque por sí solo YA ES LA EXPLICACIÓN. De otra forma, insultarías tu propia inteligencia”.

“La mejor explicación es que el Ápeiron es eterno, no tuvo principio ni tendrá fin. El Ápeiron NO NECESITA EXPLICACIÓN ALGUNA, o teorizar sobre su existencia, porque por sí solo YA ES LA EXPLICACIÓN. De otra forma, insultarías tu propia inteligencia”.

Para saber más acerca del Ápeiron clic acá.

apeiron
Otra imagen y texto que compuse hace un tiempo para esta página.

Al menos toda esta verborrea de pseudo-argumentos puede servir como gimnasia cerebral cuando los refutamos (quizá…).

Saludos.

Versión vieja de este texto:

https://cutt.ly/mtwyBhb

Tollan / Tula, la Gnosis de Anáhuac

Serpent_Head,_Chichen_Itza
Serpiente emplumada en Chichen-Itzá. Tomada de wiki-commons.

¿Qué es Tollan? En la mitología, así como la historia de los pueblos del antiguo Anáhuac (Mesoamérica), el pueblo Tolteca fue de personas sabias, promotores de las artes y la filosofía. Tollan designa a una ciudad mítica, gobernada por el sabio rey Topiltzin-Quetzalcóatl, esta ciudad, según los mitos, habría sido una gloriosa capital del arte, filosofía y ciencias en el mundo mesoamericano. La identidad de la mítica Tollan ha sido todo un misterio, algunos autores la identifican con la urbe de Teotihuacan, otros con Xochicalco, con la ciudad de Tula, algunas fuentes nombran así a la antigua Cholula, algunos incluso la identifican con la Chichen-Itzá del lejano sur mayense.

En los últimos años, gracias a la etnohistoria se sabe que en muchas fuentes mesoamericanas el nombre Tollan se aplica no a una sola localidad sino a varios centros difusores de alta cultura, en los que se combinan el poder militar y religioso. Así, las referencias a Tollan pueden relacionarse con varios puntos de la geografía mesoamericana y no sólo con Tollan Xicotitlan (Zona arqueológica de Tula, Hidalgo). Se justifica también así la descripción generalizada de “toltecas” en muchas fuentes en referencia a artesanos, sabios, poderosos señores y conquistadores, y no como una clasificación lingüística o étnica. En ultima instancia, este concepto de la Tollan civilizadora puede derivarse incluso de la memoria de la gran ciudad de Teotihuacan, que en algunos textos se le menciona, al parecer, bajo el glifo maya pu, “lugar de tulares”.

“Los “toltecas” de Chichén Itzá, Yucatán”, de el autor Peter J. Schmidt

¿Qué otros “arquetipos” conoces de Mesoamérica?

Lo Sacro / Sagrado / Santo…

Me hallaba en playas del Atlántico ¡De gran encanto que eran sus aguas! Miré hacia arriba y se vislumbraba un cielo despejado, rebosante en estrellas a más no poder. Y en el mar, las olas resonaban contra las piedras y la arena en forma suave, pero no por ello menos potente. Me recuesto y siento la arena, fresca y húmeda. Es una experiencia maravillosa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fotografía propia de las bellas playas copaleñas.

Nuestros antepasados seguro que de cuando en cuando tenían la dicha de disfrutar de este tipo de bendiciones, entre todas las exigencias de la cacería y la agricultura. Pero ellos se enfrentaban a un problema: ¿Cómo explicar aquello?

Puede que el origen de lo sagrado en un principio haya sido la noble veneración a los fenómenos naturales. La gente primitiva estaba rodeada de ellos. Impactados, a algunos les causaban terror, a otros les causaban admiración, y sin lugar a dudas ellos sabían que su existencia dependía de los fenómenos naturales.

El cambio de las estaciones, la llegada de las lluvias, las migraciones de animales; del conocimiento de todos estos ciclos dependía la supervivencia de nuestros antecesores. Fue así como inventaron la astronomía, en una forma primitiva, con el fin de establecer calendarios y saber cuándo llega cada estación. Cuando llegaban los equinoccios y los solsticios, los pobladores celebraban, especialmente por aquellos que indicaban la llegada de las mejores épocas para el cultivo y la colecta, así como la caza.

stonehenge_condado_de_wiltshire_inglaterra_2014-08-12_dd_09
Stonehenge, un templo-observatorio astronómico de épocas primitivas. Foto tomada de Wiki Commons.

Siglos después, no sabemos cuando, aparecieron los rituales y los dioses. Los rituales como un intento por garantizar las buenas cosechas, la buena caza y la salud de la comunidad, encargados a supuestos magos y sacerdotes con el poder de modificar la realidad. Los dioses llegaron tal vez primero como una personificación de la naturaleza y los valores humanos, pero tiempo después algunas de estas concepciones se tornaron hacia una interpretación muy, muy peligrosa, con dioses sedientos de sangre…

Llegaría la humanidad a conocer los sacrificios y una larga panoplia de conductas supersticiosas que, en su irracional desesperación por garantizar la supervivencia ante lo desconocido, acabaron por causar mucho daño, daño que llegó a su peor expresión en las guerras de religión medievales, las constantes campañas de sacrificio humano mesoamericano, el asesinato ritual de bebés para Moloch, y demás espeluznantes representaciones de la barbarie de que es capaz la humanidad.

idol_moloch
Sacrificio de un bebé en honor a Moloch. Imagen tomada de Wiki Commons.

La concepción moderna que la mayor parte de la gente tiene con respecto a lo espiritual y a lo divino se relaciona a una cosmovisión de miedo, autoridad y fe ciega. Cuando alguien habla de “Dios” se trata de una visión que le han impuesto desde la más tierna infancia. Y es una visión en la cual Dios es un tirano, un tirano que castiga con la muerte a quienes osan buscar ser felices de otra manera, inocua y personal.

Es una doctrina en la cual no hay cabida a otras maneras de pensar, ni a alguna crítica, por constructiva que sea, hacia la doctrina ya establecida. Dios es el supremo creador de todo, y se debe creer esto por fe. Dios sólo es uno, y se debe de creer por fe. Sólo existe una manera correcta de adorarle, y se debe de creer por fe. Se trata de un culto a la muerte, en el cual por el simple hecho de nacer somos pecadores, y nuestra máxima recompensa será el ganarnos nuestro pase a una vida en un paraíso sobrenatural.

Muchos han propuesto (de una u otra manera), que si ya sabemos que el verdadero origen de lo espiritual es la veneración de los fenómenos naturales, y del luminoso potencial humano, entonces ¿Por qué no retornar (o rehacer, reinterpretar) aquello? Celebrar los solsticios, los equinoccios y las lunas llenas, por su belleza natural y el significado que han tenido en todas las culturas humanas (en lugar de hacerlo por temores infundados en superchería y exaltaciones de fanatísmo religioso). O simplemente, para ahondar en las ideas de los antiguos, observar qué sirve y qué no, con lo cual efectuar cambios en nuestras vidas y sociedades.

8646_-_st_petersburg_-_hermitage_-_jupiter2
Júpiter Optimo Máximo, señor de la justicia y rey de todos los dioses. Sus símbolos son el trueno y el águila. ¿Podríamos volver a adorar a los antiguos dioses, pero ya no con un lente de miedo y superstición, sino mejor con un lente poético, un lente romántico y hasta racional? Fotografía tomada de Wiki Commons.

Yo no estoy seguro de si el ser humano realmente necesita de una espiritualidad, pero somos bastantes quienes no podemos evitar sentir tal sentimiento, a la vez que estamos hastiados de las vacías enseñanzas de las religiones dogmáticas.